miércoles, 9 de enero de 2013

Duran i Lleida se niega a dimitir por el caso Pallerols


El acuerdo de conformidad firmado el martes por los acusados y la fiscalía ayer en caso Pallerols, por el que Unió Democrática de Catalunya (UDC) admite que se financió ilegalmente durante su etapa al frente de la Conselleria de Trabajo de la Generalitat, ha suscitado las reacciones airadas del resto de formaciones políticas. Durante todo el día han circulado las declaraciones que el líder del partido, Josep Antoni Duran i Lleida, realizó ante los micrófonos de la Cadena Ser en el año 2000, en que aseguró que dimitiría si se demostraba que UDC se había financiado de forma irregular.
El líder de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, actual socio de CiU en el Parlament, ha subrayado que el acuerdo con la fiscalía que evita el ingreso en prisión de los condenados “da una imagen penosa” de los cargos públicos, y ha recordado que los “máximos responsables” de Unió dijeron que, si se demostraba la malversación, “asumirían responsabilidades políticas”. “Pues que las asuman”, ha sentenciado Junqueras.
También el PP catalán ha pedido a Duran que dimita. ICV-EUiA ha registrado una iniciativa en el Parlament para que UDC deje de recibir fondos públicos “de manera inmediata” y ha instado al Govern a que cese a Duran i Lleida de los cargos que ostenta en representación de la Generalitat. “El Parlament debe exigir que Duran dimita de todas las responsabilidades que tiene al representar a la Generalitat. Estamos hablando de una trama organizada, de admisión de delito, y por tanto no son presuntos, sino culpables”, ha remachado la portavoz de ICV-EUiA, Dolors Camats.
Incluso el conseller convergente de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, reclamaba esta mañana a Unió que explicaciones sobre el caso Pallerols. Las explicaciones han llegado pasado el mediodía por boca de la portavoz de los democristianos, Marta Llorens, que no solo ha dado por cerrado el caso y ha descartado la asunción de responsabilidades, sino que ha mantenido que el acuerdo demuestra que no hubo financiación irregular del partido.
UDC, se ha justificado Llorens, “no ha estado nunca imputado ni ha sido condenado”, sino que se le considera “responsable civil subsidiario” del desvío de fondos. La portavoz ha mantenido que el partido “no tuvo conocimiento” de las irregularidades, pese a que al saltar el escándalo UDC relevó a los imputados de sus cargos. En uncomunicado colgado en su página web, la formación de Duran i Lleida, todavía desaparecido en combate, se jacta de ser el primer partido que devolverá dinero malversado a la Administración, “situación que no se ha producido nunca en ningún otro caso”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario