miércoles, 9 de enero de 2013

El Caso Baltar cae en manos de un juez casado con una concejal del PP Ourense


Cuando se supo el nombre del juez al que había caído la investigación contra el ‘cacique’ del PP en Ourense, José Luis Baltar, en los partidos de izquierda cundió el desánimo. Se está demostrando hasta el momento que de manera injustificada, pero lo cierto es que el hecho de que el juez Leonardo Álvarez fuera el esposo de una conocida militante, cargo intermedio y concejala de Carballiño (Ourense) por parte del PP, les alertó y temieron presiones sobre el juez.


“Tememos las presiones que podría sufrir este hombre”
Hasta el momento, al menos, el juez, titular del juzgado número 1 de Ourense, no sólo está llevando a cabo la debida tramitación a la querella que ha presentado el Ministerio Público por las contrataciones sino que, conforme destaca la prensa, calificó el sistema de contrataciones que desde la Diputación provincial impulsó Baltar, auténtico ‘dueño’ del PP en Ourense, como “una auténtica chapuza, en el caso de que no sean un error”. Pero también es cierto que los temores de los partidos de izquierda gallegos tenían una fundada razón biográfica para mirar con atención el posible papel del juez Álvarez: “nos llevamos la mano a la cabeza -dice a ELPLURAL.COM una fuente política gallega-, pensando en las presiones que podría sufrir este hombre”.

Lo que anticipaban éste y otros miembros tanto nacionalistas como socialistas gallegos era la difícil situación que podría vivir el magistrado, casado con una concejal ‘popular’ en el pueblo orensano de Carballiño; en concreto con Teresa Cerdeira Valiñas, responsable de la Concejalía de Industria, Empleo y Promoción Económica. Lo que temían estas fuentes, conscientes del problema que padece todo el PP orensano, son los contactos ‘inevitables’ de Cerdeira con el baltarismo que domina por completo el partido en la provincia.



El juez Leonardo Álvarez, y la concejal, Teresa Cedeira, en una foto de la página facebook de ella


Los Baltar crean ‘la monarquía hereditaria’ en Ourense
Como contamos en ELPLURAL.COM en su momento, los Baltar no dudaron en crear una ‘dinastía’ en Ourense, para continuar controlando el partido tras la ‘jubilación’ de José Luis Baltar, el político ahora investigado. De esta forma a José Manuel I, le sucedió su hijo José Luis I, con el que, como vemos en la foto que acompaña este texto y que está tomada de la página de facebook de la propia Teresa Cerdeira -página que se encuentra abierta -, se fotografió feliz la candidatura del PP por Carballiño. El problema añadido es que el propio jefe de la esposa del juez, el alcalde de Carballiño, Argimiro Marnotes, como no podía ser de otra forma teniendo en cuenta las ‘formas políticas’ orensanas, es un hombre de absoluta confianza del clan Baltar.




Teresa Cedeira, arriba a la derecha, con el resto de la candidatura del PP por Carballiño se fotografía con Baltar hijo, como rotula ella misma en su página de Facebook

La esposa del juez que debe llevar la investigación contra José Manuel Baltar y su red de contrataciones supuestamente irregulares, además de concejal, disfruta también un contrato con la Xunta de Galicia, en manos del PP, por el que ocupa un cargo en el Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar como cuenta ella en su página de Facebook al especificar su situación laboral. Un hecho muy común éste de la doble ocupación de concejales y cargos ‘del PP’, como se conocía y se denunciaba en Galicia, y pone de manifiesto la denuncia que ahora tramita el juez Álvarez, esposo de la concejal Cedeira.


Precedentes de juez y político ‘popular’
Esta situación, incómoda quizás para la pareja juez-política, muestra de manera indirecta la filtración que el PP gallego mantiene en todas las estructuras del poder en esta Comunidad Autónoma. Por ejemplo, un caso muy similar a éste ya se planteó cuando, apenas dos semanas antes de las elecciones gallegas del pasado otoño, saltó la denuncia contra el alcalde socialista de la capital orensana. Entonces, como publicó ELPLURAL.COM, se supo que la juez que dirigía la investigación, Pilar de Lara, estaba casada con Roberto Menéndez Mato, uno de los dirigentes del PP en la provincia lucense.



No hay comentarios:

Publicar un comentario