sábado, 9 de febrero de 2013

@PPopular ataca a los ciudadanos desahuciados que le hacen frente

El impacto que produjo la intervención de Ada Colau, portavoz de la Plataforma Afectados por la Hipoteca, PAH, en la comisión de Economía del Congreso ha sido indudable pero no tanto como para que todos los grupos políticos acepten sus peticiones, formuladas en términos de exigencia. Un millón de firmas avalan su demanda. El próximo martes el Congreso de los Diputados se someterá a votación, previo debate, la Iniciativa Legislativa Popular, ILP, por la que se pide al Congreso que paren todos los desahucios por impago de hipoteca, con carácter retroactivo; se ponga en marcha la dación por pago (entregar la vivienda a cambio de saldar la deuda de la hipoteca); y establecer un parque de vivienda de alquiler social mucho más ambicioso y amplio que las 6.000 viviendas ofrecidas por el Gobierno. No va a salir adelante porque el PP con su mayoría se vale y se sobra para rechazarla.

Sí votará a favor el PSOE, los partidos de Izquierda Plural (IU, ICV, CHA); ERC; el BNG y la mayoría de los partidos del Grupo Mixto (Amaiur y Geroa Bai). El rechazo a la iniciativa popular no significa que todo esté perdido para los afectados por el impago de las hipotecas y los desahucios. Por el contrario, esta iniciativa ha coincidido con la discusión de una próxima regulación de los impagos de hipotecas y posibles soluciones. El PP considera “obsoleta” esta iniciativa y da por se

Pero hasta que eso llegue Ada Colau y todos los activistas en pro de los afectados por impago de las hipotecas verán rechazada el martes su propuesta. Sobre este asunto, después de años de inacción, la solución, guste más o menos lo que finalmente se acuerde, está en marcha. Y, también, el reconocimiento al esfuerzo de la Plataforma, cuya iniciativa popular se debatirá porque el PSOE ha retirado de su cupo una proposición de ley para que entre esta iniciativa. Si no lo hubiera hecho esta no se hubiera debatido hasta dentro de tres meses, cuando ya probablemente esté a punto de aprobarse la nueva norma.

Precisamente la intervención en el Congreso de la representante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Ada Colau, en la noche del martes se produjo en el turno de comparecientes, llamados por los grupos parlamentarios, para dar su opinión sobre qué normas y soluciones pueden paliar y parar la tragedia social de los desahucios. Y aprovechó para mostrar todo su gran malestar con los poderes públicos. La reacción pública de los portavoces fue de contención habida cuenta de que ninguno de los grupos pone en duda que ha sido esta Plataforma, con cien grupos por toda España, los que han parado varios cientos de desahucios. Lo han hecho en situaciones de riesgo por cuanto que establecían barreras humanas frente a las fuerzas de orden público y los agentes judiciales que iban a ejecutar el desahucio o lanzamiento, como así se llama técnicamente echar de la vivienda a los moradores que no pagan la hipoteca.

Solo algunos portavoces reaccionaran ostensiblemente con cierto enojo ante lo que entendieron como una amenaza de la representante de la Plataforma si el martes no votan la Iniciativa popular. Además, han recibido por escrito una carta para que se manifiesten sobre qué harán para que la Plataforma lo sepa y pueda difundirlo. En la comisión Ada Colau les pidió que se pusieran en la piel de las personas que están sufriendo la expulsión de sus casas. “Imagínense lo que significa que te destruyan la vida de un día para otro”. Lo hizo en el contexto de pedirles que votaran la ILP el próximo día 8. “Aquellos diputados y diputadas que no se comprometan desde ya a defender estas medidas de mínimos (...) van a tener que ver cómo la población empieza a señalarles allí donde vayan”.

Lo que Ada Colau dijo en la comisión es similar a lo que advierte la carta. Les pide que se manifiesten con su nombre sobre lo que van a hacer porque la plataforma que ha conseguido este millón de firmas quiere “un posicionamiento claro, sin rebajas ni concesiones de ningún tipo”. Aunque antes les reprocha que “hayan ignorado las demandas de la población”, con la excepción de los grupos de Izquierda Plural, ERC y BNG. La iniciativa de la Plataforma no saldrá adelante, pero sí tendrán la constancia de que su esfuerzo no caerá en saco roto porque habrá una nueva legislación aunque vaya de la mano del Parlamento.


ElPais.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario